Recomienda FEMA ventilar las casas rodantes

Washington– La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) del Departamento de Seguridad Nacional afirmó que el estudio realizado sobre muestras de aire obtenidas en las casas rodantes en los estados del Golfo demuestra que los niveles de emisiones de formaldehído se podrían reducir significantemente mediante la ventilación adecuada.

FEMA inició el estudio para responder a inquietudes expresadas sobre el formaldehído en las casas rodantes y debido a la alta cantidad de unidades usadas como viviendas temporeras después de los huracanes Katrina y Rita. El objetivo del estudio era validar las medidas más eficaces para disminuir las concentraciones de formaldehído en las casas rodantes.

El formaldehído es una sustancia común que se encuentra en viviendas y edificios de todo tipo. Muchos productos comunes lo liberan al aire, incluyendo artículos del hogar, ropa nueva inarrugable, productos de tabaco y humo de cigarrillos, y materiales de construcción, así como otras fuentes. Las fuentes más importantes de formaldehído en las casas rodantes son los productos de madera prensada que se usan en los pisos, los gabinetes y las placas para la construcción de los tabiques.

El estudio consistió en reunir muestras de aire tomadas de 96 casas rodantes y no usadas, entre las fechas del 19 de septiembre y 7 de octubre de 2006, en un sitio designado en Baton Rouge, Louisiana. Solamente se pusieron a prueba casas rodantes no ocupadas a fin de eliminar cualquier efecto debido a la actividad de seres humanos que podría causar el aumento de los niveles de formaldehído. Las unidades puestas a prueba habían estado cerradas por aproximadamente 6 semanas antes del muestreo. Los datos del muestreo fueron analizados para FEMA por la Agencia para el Control de Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades (ATSDR) del Departamento de Salud y Servicios Humanos, ubicada en Atlanta, Georgia.

Se calculó la línea base de concentraciones de formaldehído en las unidades en un promedio de 1.2 ppm (partes por millón) al inicio de la prueba. Muestras fueron obtenidas de dos grupos distintos de casas rodantes, usando un método diferente de ventilación para cada grupo. El primer grupo se ventiló al abrir ventanas y conductos, mientras que en el segundo, se proporcionó ventilación mediante el sistema de aire acondicionado con un conducto permanente abierto en el cuarto de baño. Se tomaron muestras a varias horas del día. Además, se obtuvieron simultáneamente muestras del aire libre ambiental con las de las casas rodantes.

Según el informe de la evaluación proporcionado a FEMA por la ATSDR, el promedio diario de concentración de formaldehído usando la ventilación de ventanas abiertas disminuyó a menos de 0.3 ppm después de cuatro días de ventilación y permaneció bajo durante el resto del período de prueba. El promedio de niveles diarios del grupo de casas rodantes de prueba usando aire acondicionado con un conducto permanente abierto en el cuarto de baño permaneció por encima de 0.3 ppm durante todos los días, salvo dos, del período de prueba. El nivel para registrar inquietudes sobre la salud de individuos sensibles al formaldehído fue determinado por la ATSDR en 0.3 ppm o más de esa cantidad.

Las sugerencias, que fueron confirmadas por el estudio, instaban a los ocupantes a tomar las siguientes medidas:

-Aumentar la ventilación Abra las ventanas y la puerta de la casa rodante y use ventiladores para forzar el aire viciado hacia afuera y para reemplazarlo con aire fresco.

-Mantener la temperatura fresca en el interior. El calor causa que el formaldehído despida gases a una tasa incrementada, por lo tanto, después de que la casa rodante haya sido ventilada adecuadamente, mantenga la temperatura fresca con aire acondicionado.

-Mantener la humedad a un nivel bajo. Al igual que el calor, la humedad causa que el formalde-hído despida gases, por lo tanto, mantenga la humedad relativa en la casa rodante aproximadamente entre el 40 y el 50 por ciento.

-No fume en el interior. Fumar productos de tabaco libera formaldehído y otras sustancias químicas tóxicas en el aire ambiental.

Se están actualizando los folletos para recomendar que los ocupantes ventilen las casas rodantes rigurosamente si éstas han permanecido cerradas durante varios días.

Share