<!--:es-->Para un pavo de Thanksgiving perfecto<!--:-->

Para un pavo de Thanksgiving perfecto

Dallas- La imagen de un pavo hermosamente cocido y dorado llegando a la mesa festiva es uno de los momentos más memorables de la reunión por el Thanksgiving. Los siguientes consejos podrían ayudarle a preparar perfectamente la pieza central de su comida festiva.
Descongelar el pavo: Por cada 5 libras de peso, descongele  en el envoltorio original por 24 horas en el refrigerador. Se descongela más rápido  si lo  cubre en agua fría en un recipiente grande y lo deja remojando 30 minutos por libra.
Refrigérelo tras descongelarlo o cocínelo inmediatamente. Para mejor calidad no recongele el pavo crudo.
Rostizando el pavo: Báñelo con aceite de oliva extravirgen.
Colóquelo con la pechuga hacia arriba en una charola profunda para hornear. Cocínelo a 325°F.
Para un pavo sin relleno, coloque una o dos ramitas de apio, una cebolla cortada y un puñado de perejil en la cavidad para que se mantenga la humedad.
Mantenga la cubierta o el papel aluminio separados del pavo para evitar que se queme la piel.
El pavo estará listo cuando el termómetro de carne marque 180°F o cuando el indicador rojo se separe de la carne.  Para cortar más fácilmente  el  pavo, déjelo descansar a temperatura ambiente por al menos 20 minutos.
Otras formas de conseguir la perfección: Rostícelo de 15 a 18 minutos por libra. El aire en la parrilla debe estar entre 225 y 300°F.
En freidora profunda. Cocine de 3 a 5 minutos por libra en aceite a 350°F.
Ahumado. Cocine de 20 a 30 minutos por libra. El ahumador debe estar entre 225 a 300°F.
En Microondas. Cocine de 9 a 10 minutos por libra en poder medio. Rote mientras se cocina.

Variaciones para acompañanar

Si bien el pavo es la estrella de la cena de Thanksgiving, rodear la pieza central con una variedad de deliciosos platos secundarios puede elevar su festividad a un nivel superior. He aquí unos platillos de acompañamiento populares.

-Papas; si bien el puré de papas con gravy es siempre una tradición festiva, otras opciones de servido como papas horneadas, papas con escalopas o papas dulces, pueden agregar variedad al platillo tradicional.

-Frutas y vegetales; desde la cacerola de ejotes verdes y la salsa de arándanos hasta los vegetales rostizados, pudín de maíz, camote amarillo dulce y calabazas mantequilla, ninguna mesa está llena sin una variedad de frutas y vegetales para elegir.

-Tallarines; fuera del tradicional acompañamiento de papas, muchas mesas festivas incluyen platillos de acompañamiento como tallarines de pavo hechos en casa, macarrones con queso o ensalada de pasta.

-Pan; ninguna cena de Thanksgiving está completa sin pan de maíz, panecillos o bísquetes -los que pueden usarse para hacer sándwiches miniatura de pavo luego de que pase la festividad- y el clásico de las fiestas, el relleno.12936_aUSE

Share