Orquídea, flor de élite con desarrollo consolidado en México

Orquídea, flor de élite con desarrollo consolidado en México

Cuernavaca- La orquídea, para muchos, es símbolo de amor, romanticismo, belleza y hasta lujuria. En la actualidad está en riesgo de extinción, por lo que en 2015, a fin de evitarlo, el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (Snics), de la Sagarpa, creó la Red Orquídeas.                         FOTO: NOTIMEX/Gustavo Durán

Cuernavaca- La orquídea, para muchos, es símbolo de amor, romanticismo, belleza y hasta lujuria. En la actualidad está en riesgo de extinción, por lo que en 2015, a fin de evitarlo, el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (Snics), de la Sagarpa, creó la Red Orquídeas. FOTO: NOTIMEX/Gustavo Durán

Cuernavaca- Se le conoce como una flor de élite, pero esta extravagante expresión de la naturaleza se hace valer por sí misma por su misticismo, belleza, durabilidad, variedad de colores y propiedades curativas.     FOTO: NOTIMEX/Gustavo Durán

Cuernavaca- Se le conoce como una flor de élite, pero esta extravagante expresión de la naturaleza se hace valer por sí misma por su misticismo, belleza, durabilidad, variedad de colores y propiedades curativas. FOTO: NOTIMEX/Gustavo Durán

Cuernavaca- El uso de esta flor es en su gran mayoría ornamental, como son la Simbidium, Banda, Phalenopsis, Catleya y Dendrodium, sin embargo, existen variedades que se emplean con fines medicinales o culinarios como es el caso de la vainilla.         FOTO: NOTIMEX/Gustavo Durán

Cuernavaca- El uso de esta flor es en su gran mayoría ornamental, como son la Simbidium, Banda, Phalenopsis, Catleya y Dendrodium, sin embargo, existen variedades que se emplean con fines medicinales o culinarios como es el caso de la vainilla. FOTO: NOTIMEX/Gustavo Durán

Cuernavaca- México es uno de los países privilegiados al contar con la posibilidad de desarrollar esta flor en invernaderos. FOTO: NOTIMEX/Gustavo Durán

Cuernavaca- México es uno de los países privilegiados al contar con la posibilidad de desarrollar esta flor en invernaderos. FOTO: NOTIMEX/Gustavo Durán

Cuernavaca- La Sagarpa señala que en México existen aproximadamente mil 260 especies de orquídeas, de las cuales 444 son endémicas, es decir, exclusivas de una región.      FOTO: NOTIMEX/Gustavo Durán

Cuernavaca- La Sagarpa señala que en México existen aproximadamente mil 260 especies de orquídeas, de las cuales 444 son endémicas, es decir, exclusivas de una región. FOTO: NOTIMEX/Gustavo Durán

Cuernavaca- Esta planta milenaria, de la que no se sabe exactamente su origen, en la antigua Tenochtitlán enamoró a los conquistadores españoles quienes no dudaron en llevarla a Europa.       FOTO: NOTIMEX/Gustavo Durán

Cuernavaca- Esta planta milenaria, de la que no se sabe exactamente su origen, en la antigua Tenochtitlán enamoró a los conquistadores españoles quienes no dudaron en llevarla a Europa. FOTO: NOTIMEX/Gustavo Durán

Cuernavaca- Esta flor tiene diversas formas, géneros y colores: diferentes tonalidades de rosa, blancas, rojas, anaranjadas, moradas; también moradas con blanco y un centro amarillo sólido -las únicas con un sutil aroma-, amarillas y blancas, moteadas, e incluso de un azul intenso.                FOTO: NOTIMEX/Gustavo Durán

Cuernavaca- Esta flor tiene diversas formas, géneros y colores: diferentes tonalidades de rosa, blancas, rojas, anaranjadas, moradas; también moradas con blanco y un centro amarillo sólido -las únicas con un sutil aroma-, amarillas y blancas, moteadas, e incluso de un azul intenso. FOTO: NOTIMEX/Gustavo Durán

Cuernavaca- Se le conoce como una flor de élite, pero al final esta extravagante expresión de la naturaleza se hace valer por sí misma ante su misticismo, belleza, durabilidad, variedad de colores y hasta propiedades curativas.
Hay de diversas formas, géneros y colores: diferentes tonalidades de rosa, blancas, rojas, anaranjadas, moradas; también moradas con blanco y un centro amarillo sólido -las únicas con un sutil aroma-, amarillas y blancas, moteadas, e incluso de un azul intenso. Es la orquídea.
Esta flor, para muchos, es símbolo de amor, romanticismo, belleza y hasta lujuria. En la antigua Grecia era considerada como sinónimo de virilidad para el hombre que la obsequiaba a la dama de su interés.
De hecho, la palabra orquídea deriva del griego orchis, que significa testículo, por la forma que tienen los bulbos de la planta.
México es uno de los países privilegiados al contar con la posibilidad de desarrollar esta flor en invernaderos. Los principales estados productores son Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Jalisco, Veracruz, Chiapas y Morelos; esta última entidad abastece de la flor al Valle de México.
La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) señala que en el país existen aproximadamente mil 260 especies de orquídeas, de las cuales 444 son endémicas, es decir, exclusivas de una región.
El uso de esta flor es en su gran mayoría ornamental, como son la Simbidium, Banda, Phalenopsis, Catleya y Dendrodium, sin embargo, existen variedades que se emplean con fines medicinales o culinarios como es el caso de la vainilla.
Esta planta milenaria, de la que no se sabe exactamente su origen -predominan versiones de que es asiática-, en la antigua Tenochtitlán enamoró a los conquistadores españoles quienes no dudaron en llevarla a Europa.
En la actualidad está en riesgo  de extinción, por lo que en 2015, a fin de evitarlo, el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (Snics), de la Sagarpa, creó la Red Orquídeas.
Esta red está integrada por más de 12 investigadores y 20 productores que, hasta el momento, conservan 900 especies con más de cinco mil ejemplares.
A ello se suman proyectos específicos de la Sagarpa como el “Proyecto integral para la reproducción de las orquídeas” de 2015, por un monto de tres millones de pesos para beneficiarios como la empresa, “Viveros Flor y Miel”, en Cuautla, Morelos.
Su valor comercial es elevado porque cada especie requiere de diferentes técnicas de cultivo, y su desarrollo se lleva a cabo en invernaderos a lo largo de un año, explica el presidente del Consejo Estatal de Productores de Plantas Ornamentales de Morelos (Cepomac), Mariano Alejandro Oropeza Sosa.
El productor de orquídeas y miembro del organismo, Jorge Luis Canseco Hernández, indica que cada plántula de orquídea es importada de Holanda con un costo de entre dos y tres euros.
Refiere que el alto costo se debe a que se incluyen los derechos del productor a utilizar la plántula para su desarrollo, pero no así para su propagación, por lo que se debe firmar un contrato con ese compromiso.
“Los mismos holandeses vienen a México una vez al año o cada dos a supervisar que a los productores que nos vendieron la plántula y que firmamos un contrato de no propagación, lo cumplamos a cabalidad”, comenta.
Canseco Hernández señala además que a ese costo se agrega el de los insumos que requiere la planta, como la corteza y maceta con características específicas, así como los de tecnificación, toda vez que la orquídea no se reproduce en el suelo, sino en los troncos de los árboles.
Ello implica la necesidad de contar con “camas” y mesas especiales; “todo esto incrementa el costo, pero a final de cuentas es un cultivo muy redituable” que permite a Canseco Hernández producir 10 mil orquídeas al año.
“Es un producto élite que a la gente le gusta mucho, tanto por su aspecto como por su durabilidad, ya que el tiempo de vida de una orquídea es de entre tres y cuatro meses, y florea dos veces al año en promedio”, indica el productor.
Al respecto, el presidente del Consejo Estatal de Productores de Plantas Ornamentales de Morelos manifiesta que evidentemente es posible la reproducción de la orquídea, incluso desde una hoja.
Sin embargo, ello se lleva a cabo previo acuerdo entre la empresa que vende las plántulas y el productor para el pago correspondiente de regalías por cada planta.
En este sentido, destaca el papel importante del Servicio Nacional de Sanidad, Calidad e Inocuidad Agroalimentaria (Senasica), que se encarga de supervisar que no se hagan propagaciones ilegales.

Share