No ignore las primeras señales de cáncer de los ovarios

No ignore las primeras señales de cáncer de los ovarios

Dallas- Si usted tiene síntomas similares a los del cáncer de ovarios casi todos los días por más de unas semanas, y no pueden ser explicados por otras condiciones más comunes, repórtelos de inmediato a su profesional del cuidado de la salud.

Dallas- Si usted tiene síntomas similares a los del cáncer de ovarios casi todos los días por más de unas semanas, y no pueden ser explicados por otras condiciones más comunes, repórtelos de inmediato a su profesional del cuidado de la salud.

Dallas- Se le conoce como el “cáncer susurrante” y suele pasar desapercibido hasta que es demasiado tarde.
“El cáncer de los ovarios es un asesino silencioso. Tiene pocas señales de alerta y éstas pueden no ser específicas, como hinchazón, indigestión, náusea o pérdida de peso. Una mujer con estos síntomas probablemente no pensará esto puede ser cáncer de los ovarios”, señala la doctora Jayanthi Lea, ginecóloga oncológica en el Sistema de Salud y Hospital Parkland y profesora asociada de Obstetricia y Ginecología en el Centro Médico de la UT Southwestern.
Si bien no es muy común -habrá sólo unos 22 mil casos nuevos diagnosticados en Estados Unidos este año, según estimados de la Sociedad Estadounidense del Cáncer – el cáncer de los ovarios es el quinto como causa de muerte entre las mujeres, siendo responsable de más muertes que cualquier otro cáncer en el sistema reproductivo femenino. Este suele no  ser detectado hasta que se extiende entre la pelvis y el abdomen. En este avanzado estado, la enfermedad es más difícil de tratar y es frecuentemente mortal.
“Desafortunadamente no hay en la actualidad pruebas para detectar cáncer de los ovarios”, agrega la doctora Lea. El pap smear busca el cáncer cervical, pero no detecta el cáncer de los ovarios”.
Con motivo del Mes de Información sobre el Cáncer de los Ovarios, tanto el personal  como los pacientes de la Clínica de Ginecología del Parkland esperan que más mujeres se informen sobre esta enfermedad.
“Las mujeres necesitan estar atentas a cambios en sus cuerpos”, destaca la doctora Lea. “Si una mujer tiene dolor pélvico u otros síntomas asociados con la enfermedad debe pedir a su proveedor de cuidado de salud que considere la posibilidad de cáncer de los ovarios y ver a un especialista. Mientras más pronto se encuentre este cáncer, mejores  posibilidades que ella tiene de supervivencia”.
En un cuarto con amplios ventanales y abundante luz se sienta un grupo de mujeres todos los días en sillas reclinables cómodas, en el Centro de Infusiones en la nueva Clínica de Especialidades de Salud de Mujeres e Infantes en Parkland. Mientras reciben potentes drogas de quimioterapia intravenosamente, hablan entre ellas y comparten historias sobre sus familias, vidas, y su cáncer. Ahí hay risas, camaradería y, en ocasiones, lágrimas.
Lola Ann Ussery, de 54 años, de Garland, llega a la clínica de Parkland a las 7:30 a.m. y se retira alrededor de las 4 p.m. en sus días de tratamiento. Ella fue diagnosticada con cáncer de ovarios etapa 3 en abril del 2015. Ussery inicialmente pensó que estaba constipada, pero cuando los síntomas se volvieron alarmantes, fue al doctor y supo que tenía cáncer. Tras una cirugía tuvo quimioterapia por varias semanas y todo iba bien. Pero en junio de este año, el cáncer regresó y está ahora en su segunda ronda de quimioterapia.
“La primera vez, me sorprendió más que nada, pero tenía muchas ganas de luchar. Esta vez, ha sido más duro, física y emocionalmente. Pero tengo mucha familia y amigos apoyándome y el personal de Parkland ha sido un ‘10’. Ellos toman excelente cuidado de ti. Ellos te dan confianza y soporte”.
Ussery recibió una terapia novedosa disponible para pacientes de Parkland llamada quimioterapia interperitoneal (IP), que pone las medicinas directamente en la cavidad abdominal. “Este tratamiento ha venido mostrando que extiende significativamente las vidas de las pacientes apropiadas con cáncer de ovarios avanzado”, señaló la doctora Lea.
La doctora Debra Richardson, también ginecóloga oncológica en Parkland y profesora asistente de Obstetricia y Ginecología en la UT Southwestern, comentó que a los pacientes de Parkland  se les exhorta a participar en pruebas clínicas para probar nuevas medicinas.  “Me inspiré al trabajar con pacientes de cáncer de ovarios y observarlas luchando sus batallas”, señala la doctora Richardson. “Nuestras pacientes son muy valientes y fuertes. Muchas de ellas eligen participar en pruebas clínicas porque siempre tienen la esperanza de que las nuevas medicinas prolongarán las tasas de supervivencia y eventualmente encontrarán una cura”.
“Siempre estamos tratando por remisión y eso definitivamente es por nuestros tratamientos actuales”, agrega la doctora Lea. “Cada paciente debe esperar eso”.
Los ovarios, cada uno del tamaño de una almendra, producen los huevos (óvulos) al igual que las hormonas estrógeno y progesterona. Los síntomas del cáncer de ovarios pueden incluir hinchazón abdominal, pérdida de peso, molestias en el área pélvica, cambios en los hábitos de los intestinos, como constipación, y una frecuente necesidad de orinar.
Los factores de riesgo de la enfermedad incluyen tener los genes BRCA1 o BRCA 2, inicio temprano de la menstruación, inicio tardío de la menopausia, una historia familiar de cáncer de ovarios, edad avanzada -la mayoría de las pacientes son diagnosticadas a la edad de 60 años, y no haberse embarazado. Los factores protectores que ayudan a reducir el riesgo incluyen uso de píldoras de control natal, amamantar, ligación de tubos, histerectomía y embarazos.
El tratamiento depende de la etapa en la cual el cáncer es encontrado, pero usualmente incluye cirugía y quimioterapia. Los doctores recomiendan que todas las mujeres tengan una revisión anual de su salud, que conozcan los síntomas del cáncer de ovario y que protejan su propia salud.
Con dos hijas y dos nietas, Ussery les urge que estén atentas a sus cuerpos. “Estén atentas de las señales de alerta tempranas”, dice. “Las mujeres definitivamente tienen qué aprender los síntomas de cáncer de ovarios”.
“Lo que más escucho de mis pacientes es una profunda frustración porque su cáncer podía haber sido diagnosticado antes si ellas o sus médicos hubieran reconocido los síntomas de alerta temprana”, remarca la doctora Richardson
La Sociedad Estadounidense del Cáncer recomienda que si usted tiene síntomas similares a los del cáncer de ovarios casi todos los días por más de unas semanas, y no  pueden  ser explicados por otras  condiciones  más comunes, repórtelos de inmediato a su profesional del cuidado de la salud -preferiblemente un ginecólogo.

Share