<!--:es-->Mitos y realidades de los mosquitos<!--:-->

Mitos y realidades de los mosquitos

Dallas- ¿No le parece que en cuanto vuelve a colocar los cojines en las sillas del patio, y desempolva el asador para otra temporada al aire libre, los insectos del patio aprestan súbitamente sus tropas? Eso se debe a que, no sólo usted ha estado esperando con ansias las temperaturas más cálidas. Los insectos también.

Probablemente no haya castigo mayor para todo el amante de la vida al aire libre que los molestos mosquitos. Si bien otros insectos zumban, revolotean y pican ocasionalmente, los mosquitos constituyen un azote con sus picadas. Por esa razón, muchos dueños de viviendas se entregan a la eterna tarea de erradicar a los mosquitos de sus patios. Pero ¿se puede eliminar totalmente esa plaga? Es muy posible que no. Sin embargo, cada cual puede esforzarse para reducir la cantidad, y tener más seguridad a consecuencia de esto.

Para combatir a este enemigo, lo más importante es poner a prueba sus conocimientos con respecto a este adversario. Eche un vistazo a estos mitos y realidades acerca de los mosquitos, para equiparse mejor con vistas al ataque. ¿Mito o realidad?:

1. Los mosquitos desovan en cualquier fuente de agua.

MITO: Los mosquitos sólo ponen sus huevos en aguas estancadas como estanques, charcos o bebederos de aves, y no en agua corriente como ríos o piscinas filtradas. Los huevos esperan a las condiciones idóneas, para convertirse en larvas. Eliminar el agua estancada (vaciando baldes, macetas, etc. después de la lluvia) puede contribuir a la reducción de la cantidad de mosquitos.

2. En todo el mundo, las enfermedades transmitidas por los mosquitos son causa de más muertes que cualquier otro factor.

REALIDAD: Las enfermedades como la malaria, el virus del Nilo y la encefalitis son transmisibles a los seres humanos. En el caso de las mascotas, el mosquito puede transmitir un parásito a perros y gatos que se les aloja en el corazón.

3. Los mosquitos se alimentan de sangre.

MITO: Sólo los mosquitos hembra chupan sangre para la creación de sus huevos. Sus fuentes de alimentación son el néctar de las flores, los jugos y la materia en descomposición.

4. Los mosquitos pueden vivir de 3 a 100 días.

REALIDAD: Los mosquitos hembra pueden vivir ese tiempo, mientras que los machos sólo duran entre 10 y 20 días.

5. Ningún depredador se alimenta de mosquitos.

MITO: Muchas aves, murciélagos y otros insectos se alimentan de mosquitos. Usted puede contribuir a que la molesta plaga sea eliminada lo más posible, atrayendo aves y murciélagos a su patio, colocando sitios donde éstos puedan hacer nidos. Sin embargo, no podrán consumir la cantidad suficiente para el exterminio total de los mosquitos, pero, de todas formas, serán de gran ayuda.

6. La visión de los mosquitos es deficiente.

REALIDAD: Estos insectos no ven bien, y detectan a sus “víctimas” a través de las emanaciones de dióxido de carbono en la respiración de los seres humanos, y el calor general del cuerpo.

7. Un mosquito hembra puede producir cientos de huevos.

REALIDAD: La mosquito hembra puede producir entre 100 y 300 huevos cada vez, totalizando una descendencia promedio de mil a 3 mil en su vida.

8. Los mosquitos prefieren la sangre humana.

MITO: Muchos mosquitos atacan lo que más abunda en su zona de procreación y residencia. Hay mosquitos más propensos a seguir y atacar ciertas especies de aves. Por ejemplo, en las cercanías del Polo Norte hay una escasa población, pero millones y millones de mosquitos.

9. Las lámparas para atrapar insectos son una buena forma de eliminar los mosquitos.

MITO: Ese tipo de trampa constituye un perjuicio, no un beneficio, en lo tocante al exterminio de mosquitos. En realidad, sirven para capturar mariposas nocturnas y diurnas, que sí se alimentan de mosquitos. Además, esas lámparas pueden iluminar fuentes de agua estancada, facilitando así que los mosquitos detecten sitios de procreación. Pero eso no es todo: las lámparas están concebidas para que los insectos estallen al entrar en contacto con las mismas, por lo que podrían quedar residuos de insectos pulverizados en su patio, los cuales irían a parar a su asador la próxima vez que quiera comer al aire libre.

10. Los rollos y velas de citronela no son efectivos.

REALIDAD: Si bien los mismos ayudan a repeler a los mosquitos en cierta medida, hay que ubicarse en el área de acción de su humo o fragancia. Con una simple brisa dejan de hacer efecto. Además, son productos costosos que atraen a los insectos con emanaciones de CO2 y calor, que funcionarían mejor si tuviera dinero suficiente para comprar en grandes cantidades. Recuerde, sin embargo, que los mosquitos no se pueden eliminar totalmente.

Share