<!--:es-->“México 200 Años: La patria en construcción”<!--:-->

“México 200 Años: La patria en construcción”

México (Notimex)- El sable de José María Morelos y Pavón, el Acta de Independencia y el sillón presidencial que ocupó Benito Juárez, entre otras, son las piezas a destacar de la exposición “México 200 años. La patria en construcción”, instalada en el Palacio Nacional de la Ciudad de México.
Dividida en siete salas, “México 200 años. La patria en construcción” presenta una “Sala de Banderas”, “Antecedentes de la Independencia”, “Independencia”, “Siglo XIX”, “Revolución Mexicana”, “México Actual” y “Diego Rivera. Pintor del muralismo mexicano”.
Curada por Miguel Angel Fernández y con un guión museográfico a cargo del historiador Luis Soto, en el vestíbulo de lo que fuera la antigua Cámara de Diputados, se encuentra un Mausoleo en donde se le rinde homenaje a 14 héroes del movimiento independentista.
En ese lugar se encuentran los restos de Juan Aldama, Ignacio Allende, Nicolás Bravo, Vicente Guerrero, Miguel Hidalgo, Mariano Jiménez, Mariano Matamoros, Francisco Javier Mina, José María Morelos, Andrés Quintana Roo, Leona Vicario, Guadalupe Victoria, Pedro Moreno y Víctor Rosales.
Asimismo, por primera vez fueron abiertos los salones presidenciales de Palacio Nacional: el despacho del presidente de la República, el Salón de Acuerdos, la Biblioteca, el Salón Asturias, el Salón Verde, el Salón Morado, el Salón Embajadores y el Salón de Recepciones, en éste se puede apreciar el Balcón Presidencial.
La muestra, que estará abierta durante un año y abarca los 200 años del México Independiente, es decir desde la Independencia hasta la actualidad, tiene como objetivo recrear la visión panorámica de México a través de su historia y fortalecer el sentido patrio entre los mexicanos.
Un retrato del Rey Fernando VII, de Joseph Kreupzinger, del año 1817 y casi dos metros de alto; las Banderas que usó el general Ignacio Allende, conocidas como “Las gemelas’, son otras de las piezas que se presentan.
Se trata de los primeros Lábaros Patrios que tienen en la cara principal la imagen de la Virgen de Guadalupe, coronada como “Patrona jurada” de la Nueva España, y en el reverso se combinan el águila mexicana posada sobre el nopal y el arcángel San Miguel.
Un albardón que perteneció a la corregidora Josefa Ortiz de Domínguez, realizado en cuero repujado y aplicaciones de plata; un tintero de campana en plata que perteneció a Agustín de Iturbide, y el escudo de armas del primer Imperio Mexicano.
El Plan de Iguala impreso en original y el trono del primer Imperio Mexicano elaborado en madera tallada y estucada aterciopelado, son otros artículos históricos invaluables que también se muestran.
Asimismo, destaca la “Bandera de la Lealtad”, que acompañó a Francisco I. Madero al inicio de la Decena Trágica, en febrero de 1913; un cuadro de la princesa Carlota de niña, con rosas en las manos, de Xavier Winterhalter, de 1842; así como un retrato de Porfirio Díaz con el Castillo de Chapultepec al fondo, de J. Romero.
La exhibición gratuita para todo el público y que tuvo una inversión de 140 millones de pesos, permanecerá abierta hasta julio de 2011.

Share