<!--:es-->Grutas de García albergan a la vez “Infierno” y “Gloria”<!--:-->

Grutas de García albergan a la vez “Infierno” y “Gloria”

Monterrey- Descubiertas en 1843 por un religioso en el cerro del Fraile, las Grutas de García albergan formaciones naturales como “El Ataúd”, “La Mano del muerto”, “La Gloria” y “El Infierno”, que asombran a los visitantes a lo largo de dos kilómetros de recorrido.
Tras su hallazgo, el singular espacio geológico, localizado a unos 35 kilómetros al noroeste de la capital regiomontana, ofrece un recorrido por más de 30 salones y se puede acceder a ellas caminando o a través de un teleférico de última generación.
Ubicadas a nueve kilómetros de la cabecera municipal de García, las Grutas se encontraban cubiertas de agua hace 60 millones de años, por lo que en su interior es común encontrar huellas e incrustaciones de fósiles marinos que se aprecian en sus paredes.
Las primeras excursiones turísticas al lugar se realizaron a partir de 1897 por grupos de personas que en mulas y caballos lograban subir hasta lo alto del cerro del Fraile.
Su impacto en la comunidad lo impulsó como un centro turístico, por lo que en los años de 1950 se implementaron los funiculares como una forma de subir a las mismas.
El guía Tereso Hernández García señaló que fueron acondicionadas turísticamente ya con iluminación y escaleras hasta el año de 1948, 105 años después de su descubrimiento, a lo largo de dos kilómetros en los que hay 750 escalones, que se recorren en unos 45 minutos.
“A los pequeños les gusta “La Mano del Muerto”, “El Infierno”, algo más tenebroso, “El Ataúd”, dijo.
Mientras que a la gente adulta le gusta “El Salón de los Fósiles”, que es algo de lo más importante que tenemos en la Gruta, la Capilla de la Virgen de San Juan de los Lagos y la parte de la mitad del recorrido, donde están los orificios naturales”, comentó.
Al interior de la cavidad se encuentran salones llenos de diversas figuras formadas por estalactitas y estalagmitas esculpidas por la madre naturaleza.
Entre ellas destaca “El Salón del Aire”, “El Foro del Teatro”, debido a la similitud que el espacio tiene con las cortinas o un telón de un espacio teatral y es en este sitio donde se observa una de las primeras vistas panorámicas de esta gruta y de sus grandes bóvedas.
Desde el “Mirador de la Mano del Muerto” se puede apreciar una estalagmita ramificada entre dos grandes rocas, bautizada así por la similitud tan perfecta de un gran antebrazo, brazo y una mano, siendo su color precisamente óseo.
Otra formación es el Crucifijo, formado por una estalactita que pende del cielo y que al combinarse con la sombra de un relieve asemeja un crucifijo muy natural.
Las Grutas de García albergan además lo que ha sido llamada “La Octava Maravilla”, formación geológica única en el mundo, ya que se unen una estalagmita con una estalactita exactamente a la mitad hasta formar una columna.
“Un hecho particularmente curioso ya que normalmente las formaciones de abajo crecen más que las de arriba, lo que la hace única en el mundo y catalogada como la Octava Maravilla por geólogos y espeleólogos”, señaló el guía turístico.
Asimismo, en el lugar se encuentra “El Salón de la Luz”, que cuenta con dos aberturas que dan flujo a las corrientes de aire y está ubicada a unos 106 metros de altura proporcionando una iluminación natural.
En el interior de las Grutas es posible observar “El Infierno”, un sitio denominado así por lo rugoso de las rocas y acentuado por iluminación en color rojo y “La Gloria”, que es una galería adornada de varias formaciones de estalactitas suspendidas como candilería artificial.
Asimismo, los visitantes pueden encontrar “El Salón de las Columnas” debido a la formación de estalagmitas que crecen hasta tocar el techo y “La Capilla”, donde se localiza una imagen de la Virgen de San Juan de los Lagos”.
En la actualidad se puede llegar a las grutas a través de un teleférico, que lleva directamente a la entrada, a una altura de mil 100 metros sobre el nivel del mar.
Sobre el particular, el operador del teleférico, Martín Bernal Yado, señaló que la unidad tiene capacidad para trasladar por aire a entre 40 y 45 personas.
“Hacemos un recorrido de 625 metros en un tiempo de tres minutos, seis metros por segundo es lo que corre el teleférico”, comentó.
Las Grutas se localizan en territorio semidesértico que alberga plantas y animales como codorniz, águila, murciélago, golondrinas, coyote, serpiente de cascabel, maguey, nopal, palma del desierto y biznaga.

Share