La Independencia de México y sus héroes

La Independencia de México y sus héroes

México- Desde principios del siglo XIX empezaron a realizarse reuniones para planear la independencia del Virreinato de la Nueva España (México), en estas reuniones literarias destacó la de la ciudad de Valladolid (hoy Morelia), ya una vez había sido descubierta por la autoridad española, pero aún así siguió su marcha en Querétaro. A este tipo de juntas siempre asistían Criollos (hijos de españoles nacidos en América), ya que ellos eran los que mas deseaban la libertad y eran los que en un momento dado podían asumir el gobierno.

Estas nuevas juntas se disfrazaban como “Academia Literaria” y eran realizadas en la casa del Corregidor Miguel Domínguez y de su esposa Josefa Ortiz de Domínguez. En estas reuniones también participaron Ignacio Allende, personaje importante en la sociedad y el cura Don Miguel Hidalgo y Costilla, el cual era influyente entre los desprotegidos e indígenas, También participó Mariano Abasolo.

Fue Hidalgo el que organizaría el movimiento popular Y Allende junto con Aldama serían las cabezas del ejército insurgente. El movimiento que organizaban debería estallar el primero de diciembre de 1810 para así dar inició a la independencia. Pero la conspiración contra la corona española fue descubierta por el virrey Francisco Venegas. Cuando la conspiración fue descubierta y enviados a prisión algunos conjurados, Hidalgo se enteró de la denuncia vagamente el 12 ó 13 de septiembre. Dona Josefa Ortiz de Domínguez envió un emisario a Allende, pero no encontrándolo entregó la misiva a Aldama. Este entró a Dolores el 16 de septiembre a las 2 de la mañana. El mensajero de la corregidora y el capitán Aldama llegaron al pueblo de Dolores en la madrugada del 16 de septiembre de 1810, y les avisaron a don Miguel Hidalgo y Costilla y a Ignacio Allende, que la conspiración había sido descubierta. Entonces Hidalgo exclamó: “Caballeros. Estamos perdidos. Aquí no hay más remedio que ir a coger gachupines”. Sacaron a los presos de la cárcel y metieron en su lugar a todos los españoles que vivían en Dolores.

Después de armar a 10 hombres se dirigieron a la cárcel para libertar a los presos, reuniendo hasta 80 hombres. Era domingo y llamó a misa más temprano que de costumbre. Hidalgo habló a los feligreses que acudieron increpándolos a levantarse en armas para derrocar al mal gobierno y esperar un mejor porvenir.

Las palabras de Hidalgo despertaron un vivo entusiasmo por la libertad, llegando a reunir casi 300 hombres. Prendieron al subdelegado, y así se adueñaron de la población sin la más mínima resistencia. Comenzaba la lucha por la Independencia. Unió a ellos el Regimiento de la Reina, y la gente del campo, principalmente indios, armados con hondas, palos e instrumentos de labranza, algunas lanzas, espadas y machetes, tocó las campanas para llamar a la primera misa. Por ser domingo, acudieron muchas personas, que en su mayoría eran indígenas.

Desde el atrio, el cura les hizo una enérgica exhortación a liberarse del yugo español y terminó su breve discurso al grito de “¡Viva la lndependencia! ¡Viva América! ¡Muera el mal gobierno! A lo que los feligreses emocionados respondieron: ¡Mueran los gachupines! ” Rápidamente se organizaron, y a las once de la mañana, salieron de Dolores ochocientos hombres, armados con piedras, lanzas y palos. En su camino hacia la libertad, pasaron por varios pueblos y ciudades, cuyos habitantes apoyaron su noble causa, y muchos de ellos se sumaron al ejército libertador. Al llegar a Atotonilco, Hidalgo tomó de la iglesia una pintura de la Virgen de Guadalupe, con la que improvisó un estandarte y, mientras lo agitaba a la vista de todos, gritó: “¡Viva nuestra Madre Santísima de Guadalupe! ¡ Viva la América!”.

Así inició la lucha por la Independencia que no se consumó sino hasta el 27 de Septiembre de 1821.

Cada 15 de Septiembre a medianoche, en memoria de estos sucesos, se lleva a cabo la tradicional ceremonia y fiesta del llamado “Grito de Independencia”, se realiza en el Palacio Nacional en México, al igual que en todas las sedes de gobierno del país y en todas partes en donde existen comunidades de mexicanos, en esta fiesta y ceremonia el Presidente de la República, o representante del gobierno local en turno hace llamado al pueblo a gritar con el típico “vivas” para así honrar a nuestros héroes nacionales y conmemorar una vez mas nuestra Independencia de España.

“¡Vivan los héroes que nos dieron Patria y libertad !, ¡Viva Miguel Hidalgo !, ¡Viva Morelos !, ¡Viva Allende !, ¡Viva la independencia de México !, ¡Viva México!, ¡Viva México !

A lo cual toda la gente reunida en la Plaza de la Constitución o Zócalo o en las plazas de cada pueblo, le sigue en sus porras y vítores alusivos a la independencia. Después de todo eso, es típico que haya fuegos artificiales y juegos pirotécnicos, los cuales siempre llevan las figuras del escudo nacional y de los héroes de la patria y claro en todo esto siempre hay los típicos antojitos y comida muy mexicanos.

Share