HOUSTON “SANTUARIO” DE INMIGRANTES

Houston- Houston, la cuarta ciudad más grande de Estados Unidos, continuará como un “santuario” para inmigrantes, luego que el departamento de policía local descartó incluir tareas de migración a las labores de los agentes policiales.

El jefe de la policía de Houston, Harold Hurtt, anunció esta semana que la corporación a su cargo no sumará a sus responsabilidades las labores de los agentes de la Oficina de Aduanas e Inmigración (ICE).

Hurtt explicó que aplicar las leyes de inmigración en Houston restaría tiempo a los agentes policiales y se sumarían largos retrasos en la respuesta de la policía a las necesidades de seguridad de la ciudadanía.

La posición de Hurtt se aparta de un creciente número de corporaciones de policía a lo largo y ancho del país que en los últimos dos años han recibido entrenamiento para aplicar las leyes de inmigración.

“Los policías locales no quieren ser agentes de inmigración, ellos quieren poder aplicar las leyes locales”, dijo Hurtt.

El jefe policial reiteró su posición en este tema al testificar ante la Fuerza de Tarea de Seguridad Fronteriza de Texas, un comité legislativo centrado a promover medidas de seguridad contra el terrorismo y la inmigración ilegal.

Hurtt dijo que su departamento desconoce el número actual de inmigrantes indocumentados que residen en el área de Houston, pero estimó que la cifra sería entre unos 250 mil y 500 mil.

“Eso es una ciudad grande por sí misma”, comentó Hurtt.

“Si tenemos que aplicar las leyes de inmigración, los tiempos de respuesta a llamadas, que ahora es de cinco minutos, podría posiblemente ser de hasta 30 ó 45 minutos con nuestros actuales recursos”, explicó.

“No creo que eso sea aceptable para los ciudadanos de Houston”, comentó el jefe de la policía, al advertir que el aumento en los tiempos de respuesta pondría a las personas en riesgo.

El programa de entrenamiento de policías locales por parte del ICE, es conocido como 287(g) por la sección de la ley de inmigración de 1996 bajo la cual fue creado.

Bajo este programa, el ICE ha entrenado policías estatales de Arizona, Alabama y Colorado y agentes del sheriff en los condados de Los Angeles y Orange en California y en Maricopa en Arizona.

Hurtt, dijo que el departamento de policía de Houston no puede darle a sus agentes el tiempo necesario de cinco semanas para recibir el entrenamiento.

“Si vas a entrenar a todos tus agentes, eso significa que estarán lejos de las calles por un cierto tiempo para el entrenamiento”, señaló.

“Eso es una carga adicional sobre la ciudad, así como para sus ciudadanos. Creemos que eso es una responsabilidad federal y les estamos pidiendo que cumplan con ella”, subrayó.

Share