¿Es usted prediabético? Cómo saberlo

¿Es usted prediabético? Cómo saberlo

Dallas- La diabetes consume totalmente un 25 por ciento de los recursos de Medicaid. Sólo una enfermedad entre cientos consumiendo un cuarto del presupuesto. Y los números continúan creciendo, con más y más personas en todos los grupos de edad desarrollando la enfermedad.

Cuando uno considera que la diabetes es una enfermedad que puede ser prevenida, todo esto se vuelve más desesperante. Es difícil imaginar que a una crisis de salud de esta magnitud se le haya permitido crecer en Estados Unidos.

Y, si esta crisis se tratara de otro tipo, como la transmisión de algún tipo de virus u otro contagio, muy seguramente no se permitiría.

Pero la diabetes Tipo 2, en general, es una enfermedad del estilo de vida. Esta viene de cómo y qué comemos. Las personas tienen una predisposición genética que las hace más o menos expuestas a desarrollar la enfermedad, pero ésta no se desarrollaría sin las condiciones apropiadas. Y cuando de dieta y salud se trata, esto significa las condiciones más erradas: una dieta pobre o alimentos procesados y altos en carbohidratos y niveles de actividad perpetuamente bajos.

Cambios graduales pero constantes en el estilo de vida estadounidense en los últimos 50 años han puesto en orden las circunstancias que ponen nuestras vidas en esta ruta: comemos alimentos pobres en nutrición, en grandes cantidades, y nuestras vidas se dedican más y más a pasatiempos sedentarios. Es fácil caer inexorablemente hacia la diabetes sin siquiera darse cuenta, y muchas personas están justamente en este camino.

Pero con un poco más de concientización entre la gente y los profesionales médicos, podemos realmente revertir el flujo hacia esta enfermedad.

Se llama a la persona “prediabética” cuando tiene el grupo de síntomas que indican que está en ruta a desarrollar diabetes. Cuando una persona está en el estado prediabético, presenta niveles de insulina más altos de lo normal porque su organismo se está volviendo resistente a la hormona que ayuda a metabolizar la energía, por lo que el cuerpo trabaja a ritmo acelerado y produce un exceso crónico de insulina para poder realizar su tarea normal.

Podemos hacer pruebas para esto, es fácil de identificar. Y cuando hallemos ésta y las otras condiciones de prediabetes presentes, podemos tratarlas, e impedir que se desarrolle la enfermedad.

Pero no es un protocolo estándar el revisar los niveles de insulina. Es común hacer exámenes de sangre, particularmente en los pacientes mayores. La ma-yoría de los doctores revisarán la cantidad de glucosa en la sangre y, cuando los números se presentan altos, comúnmente ésta es la primera evidencia clara que el doctor tiene de que el paciente está con problemas en la química de su organismo.

Pero los niveles de insulina crecen años antes de que las anormalidades en la glucosa sanguínea se desarrollen. Vemos altos niveles de insulina en niños de 14 años en nuestras oficinas. Pero si un paciente no es sometido específicamente a la prueba por insulina, la resistencia a la hormona y su condición predia-bética pueden no detectarse en un examen, y estas personas pueden continuar en una peligrosa ignorancia sobre su real riesgo.

Entonces ¿qué puede hacerse para identificar el problema y posiblemente impedir el desastre? Si tiene sobrepeso, es probablemente una buena idea pedir a su doctor que le haga una prueba de sus niveles de insulina, especialmente si existe una historia familiar de diabetes.

Si usted resulta prediabético y es resistente a la insulina, debe saber que ésta es una condición reversible, y la mayor parte del tiempo ésta puede ser revertida sin tener que usar medicina, sólo con dieta y ejercicio. Usted tiene una gran opción de control sobre si esta condición se empeora o no en usted.

La más significativa diferencia que usted puede hacer viene de cambiar la manera en que usted come -y esto es tanto lo que usted come como el cuánto come. Reemplazar sus alimentos procesados y usar azúcares de dieta con alimentos de granos enteros, proteínas y frutas y vegetales frescos le ayudará más a mejorar su condición que reducir su ingestión de calorías a la mitad pero seguir comiendo las mismas cosas dañinas. Y además podría ayudarle también a perder peso.

Pero, si por alguna razón a usted no le preocupa su exceso de peso o su imagen corporal, pero quiere estar más saludable, considere lo siguiente: Investigadores han hecho recientemente dramáticos descubrimientos en un estudio controlado buscando cómo el ejercicio por sí solo -sin incluir pérdida de peso- puede afectar marcadores de riesgo a la salud por diabetes, como el de niveles elevados de insulina.

En el estudio dividieron a las personas en grupos asignados a programas: uno de dieta y ejercicio con pérdida de peso, otro de sólo dieta para perder peso, y un tercer grupo de personas en un programa de ejercicios diarios diseñado para quemar 500 calorías, ¡pero que también aumentó su consumo de alimentos en la misma cantidad!

De los tres grupos , naturalmente, el que se sometió a dieta y ejercicio mejoró más su salud en general, pero el tercero mostró significativas reducciones en grasa visceral y resistencia a la insulina, factores de riesgo claves para la diabetes. Y estos factores se mejoraron en estas personas tanto como los del grupo con dieta y pérdida de peso, aún y cuando los del tercer grupo no perdieron nada de peso. Esto mostró simplemente que no existe una sola forma de hacerlo, siempre y cuando usted lo haga.

Muchas personas con sobrepeso llegan a un punto en que simplemente aceptan que estarán gordas. Como asunto estético, puede que no les guste la forma en que se ven, pero aceptan que su apariencia no les molesta lo suficiente como para motivarlos a hacer los ajustes necesarios para cambiarla.

Pero, cuando de cómo se sienten se trata, esa es otra cosa. Las personas suelen tratar el asunto del peso con seriedad inspirada cuando descubren qué tanto les está afectando en la salud y, muchas veces, ése es el ímpetu para que un paciente comience a ejercitarse, ajustar su dieta, y desarrollar una conciencia real para mantenerse libre de la enfermedad.

Con pruebas simples y concluyentes para encontrar posible prediabetes, más personas pueden comenzar el camino para evitar la diabetes más pronto, y podemos voltear la tendencia en esta debilitante y comúnmente fatal enfermedad.

La doctora Caroline J. Cederquist, es doctora familiar certificada en Medicina Bariátrica (la especialidad médica del control del peso).

Share