El DCCCD prepara a estudiantes en carreras automotrices

Dallas- El Colegio Brookhaven prepara a estudiantes en Tecnología Automotriz, colaborando con corporaciones automotrices.

Dallas- El Colegio Brookhaven prepara a estudiantes en Tecnología Automotriz, colaborando con corporaciones automotrices.

Dallas- Summer Miller sabe mucho sobre automóviles. Como técnica de servicio para una distribuidora Ford, Miller quiere perfeccionar su conocimiento sobre carros con un grado asociado en Tecnología Automotriz. del Colegio Brookhaven, en donde ella es estudiante de segundo año.
“Me encantan los carros. En clases estamos viendo todo sobre transmisiones y cómo se descomponen”, señala ella.
Miller aprendió las bases de la mecánica automotriz en la granja de su familia en Decatur. Cada que algo se descomponía, nadie buscaba a un mecánico. “Era más fácil reparar las cosas en el garaje que arrastrarlas hasta el pueblo. Y mucho más barato”, comenta Miller, quien tiene 21 años.
Su experiencia en Brookhaven es otro nivel de entrenamiento que le provee habilidades mejoradas. “Este es mi tercer semestre. Estoy pagando mi propia colegiatura y saldré con certificación completa en todos los aspectos que Ford me está entrenando”, agregó. “Ya tengo siete certificados de Ford. Estoy tratando de incrementar mis credenciales. Aquí ellos nos ayudan a aplicar lo que  hemos aprendido”.
En ocasiones los clientes se muestran sorprendidos por su edad y género. Pero Miller rápidamente les muestra que ella sabe lo que está haciendo.
“Al principio se sorprenden de ver a una muchachita. Pero luego se contentan porque se dan cuenta que la tencnología automotriz no es sólo para hombres. Me hacen preguntas y se las contesto. Luego preguntan qué me trajo a este campo y les digo que amo trabajar en carros. Eso parece ayudar”, explica.
Una combinación de entrenamiento en acción tanto en Brookhaven como en Ford la ha puesto en el camino a convertirse en una técnica completa que puede algún día manejar su propia distribuidora, señala Shane Baxter, uno de los instructores de Miller en Brookhaven .
Los  instructores del colegio destacan la importancia de que los estudiantes aprendan a trabajar en múltiples aspectos.
“Ellos aprenden cómo revisar el carro, cambiar filtros de aire, aceite y gasolina, pero la integridad es una de las cosas más importantes que pueden aprender”. señaló Baxter. “Estamos tratando de producir técnicos con alto nivel de honestidad porque la gente no confía en los mecánicos. Ellos no quieren perder su dinero y Texas no regula a los técnicos -por lo que la integridad y honestidad se convierten en algo muy importante”.
Baxter también se graduó del programa automotriz de Brookhaven. Recientemente estuvo dando clases en un lugar sin aire acondicionado -un escenario que imita lo que muchos mecánicos tienen qué enfrentar día a día: intenso calor de septiembre.
“Bienvenidos a la vida”, dice Baxter. “Hacer esto sin aire acondicionado es lo que ocurre en muchos talleres . Ellos trabajan en exteriores, por lo que es parte del entrenamiento”.
Los estudiantes del DCCCD trabajan en carros que han sido donados a las escuelas. Tres colegios del DCCCD ofrecen programas de tecnología automotriz y cultivan colaboraciones corporativas.

Share