Basílica de Santa Cruz, en el nuevo itinerario turístico de Florencia

Basílica de Santa Cruz, en el nuevo itinerario turístico de Florencia

Florencia

Florencia- La Basílica de Santa Croce (Santa Cruz), es parte del nuevo itinerario turístico centrado en la aventura humana, histórica y científica de Galileo Galilei, con más de siete siglos de historia custodia los restos del famoso astrónomo (en la foto), y otros grandes hombres de la región.            FOTO: NOTIMEX/Mario Osorio

Florencia- La Basílica de Santa Croce (Santa Cruz), es parte del nuevo itinerario turístico centrado en la aventura humana, histórica y científica de Galileo Galilei, con más de siete siglos de historia custodia los restos del famoso astrónomo (en la foto), y otros grandes hombres de la región. FOTO: NOTIMEX/Mario Osorio

Florencia- La Santa Croce comenzó a ser construida en 1294 sobre las ruinas de un pequeño templo edificado en 1252 por los franciscanos tras la muerte de San Francisco de Asís.         FOTO: NOTIMEX/Mario Osorio

Florencia- La Santa Croce comenzó a ser construida en 1294 sobre las ruinas de un pequeño templo edificado en 1252 por los franciscanos tras la muerte de San Francisco de Asís. FOTO: NOTIMEX/Mario Osorio

Florencia- Son de Giotto, los frescos que decoran las capillas Peruzzi y Bardi, basados en las historias de San Juan Bautista, San Juan Evangelista y San Francisco de Asís y fueron realizados entre 1320 y 1325.  FOTO: NOTIMEX/Mario Osorio

Florencia- Son de Giotto, los frescos que decoran las capillas Peruzzi y Bardi, basados en las historias de San Juan Bautista, San Juan Evangelista y San Francisco de Asís y fueron realizados entre 1320 y 1325. FOTO: NOTIMEX/Mario Osorio

Florencia- La nave central marcó una etapa fundamental en el recorrido artístico y de ingeniería italiana, con paredes delgadas apoyadas en arcos que recuerdan las basílicas paleocristianas de Roma, en las que Arnolfo di Cambio trabajó por largos periodos.   FOTO: NOTIMEX/Mario Osorio

Florencia- La nave central marcó una etapa fundamental en el recorrido artístico y de ingeniería italiana, con paredes delgadas apoyadas en arcos que recuerdan las basílicas paleocristianas de Roma, en las que Arnolfo di Cambio trabajó por largos periodos. FOTO: NOTIMEX/Mario Osorio

Florencia- Tiene también esculturas, monumentos o placas en honor de Dante Aligheri, Leonardo Da Vinci o Enrico Fermi y custodia obras de arte de Donatello, Giotto, Cimabue, Ghibeti, Vasari, el Bronzino, Antonio Canova, Luca Della Robbia, entre muchos otros.           FOTO: NOTIMEX/Mario Osorio

Florencia- Tiene también esculturas, monumentos o placas en honor de Dante Aligheri, Leonardo Da Vinci o Enrico Fermi y custodia obras de arte de Donatello, Giotto, Cimabue, Ghibeti, Vasari, el Bronzino, Antonio Canova, Luca Della Robbia, entre muchos otros. FOTO: NOTIMEX/Mario Osorio

Florencia- Diseñada por el arquitecto y escultor florentino Arnolfo di Cambio (1232-1310), la Basílica de la Santa Cruz es una de las más grandes oficiadas por franciscanos.   FOTO: NOTIMEX/Mario Osorio

Florencia- Diseñada por el arquitecto y escultor florentino Arnolfo di Cambio (1232-1310), la Basílica de la Santa Cruz es una de las más grandes oficiadas por franciscanos. FOTO: NOTIMEX/Mario Osorio

Florencia- La Basílica es conocida también como “Templo de las glorias italianas”, pues en ella están sepultados numerosos personajes. En la foto la tumba de Danti Aligherio.              FOTO: NOTIMEX/Mario Osorio

Florencia- La Basílica es conocida también como “Templo de las glorias italianas”, pues en ella están sepultados numerosos personajes. En la foto la tumba de Danti Aligherio. FOTO: NOTIMEX/Mario Osorio

Florencia- El templo fue consagrado en 1443 por el cardenal Bessarione en una solemne ceremonia en la que estuvo presente el Papa Eugenio IV y desde sus orígenes ha estado estrechamente ligado a la historia de Florencia.  FOTO: NOTIMEX/Mario Osorio

Florencia- El templo fue consagrado en 1443 por el cardenal Bessarione en una solemne ceremonia en la que estuvo presente el Papa Eugenio IV y desde sus orígenes ha estado estrechamente ligado a la historia de Florencia. FOTO: NOTIMEX/Mario Osorio

– La Basílica de Santa Croce (Santa Cruz), una de las más grandes iglesias oficiadas por franciscanos y una de las principales expresiones del estilo gótico en Italia,  es  parte del nuevo itinerario turístico centrado en la aventura humana, histórica y científica de Galileo Galilei.
Giuseppe De Micheli, secretario general de la Opera di Santa Croce, el ente que administra el templo, informó que el nuevo recorrido inicia justo en la basílica, donde se encuentra la tumba del fundador de la ciencia moderna.
En un recorrido con medios de comunicación, señaló que el programa prevé proseguir en el Museo Galileo, en la vecina plaza de Giudici, donde se pueden admirar los únicos instrumentos, aún conservados, que pertenecieron a Galilei, condenado por la Inquisición y obligado a abjurar sus teorías.
De Micheli explicó que la basílica de Santa Croce comenzó a ser construida en 1294 sobre las ruinas de un pequeño templo edificado en 1252  por  los franciscanos tras la muerte de San Francisco de Asís y que fue diseñada por el arquitecto y escultor florentino Arnolfo di Cambio (1232-1310).
Es conocida también como “Templo de las glorias italianas”, pues en ella están sepultados, además de Galileo, personajes como Miguel Ángel Buonarroti, Nicolás Maquiavelo, Gioacchino Rossini, Giorgio Vasari, Lorenzo Ghiberti, Guillermo Marconi, Ugo Foscolo o Vittorio Alfieri.
Tiene también esculturas, monumentos o placas en honor de Dante Aligheri, Leonardo Da Vinci o Enrico Fermi y custodia obras de arte de Donatello, Giotto, Cimabue, Ghibeti, Vasari, el Bronzino, Antonio Canova, Luca Della Robbia, entre muchos otros.
El templo fue consagrado  hasta  1443  por el cardenal Bessarione en una solemne ceremonia en la que estuvo presente el Papa Eugenio IV y desde sus orígenes ha estado estrechamente ligado a la historia de Florencia.
En más de siete siglos de historia ha sido objeto de remodelaciones y nuevos proyectos modernizadores que han enriquecido su acervo y le han dotado de nuevas connotaciones simbólicas.
Primero fue una iglesia franciscana, para después convertirse en centro religioso de las familias de la Edad Media, además de taller artístico en el Renacimiento, centro teológico, panteón de las glorias italianas o centro de referencia de la historia política del país (pues Florencia fue capital del reino italiano de 1864 a 1869).
El aledaño convento de la basílica hospedó igualmente a personajes como San Antonio de Padua, San Buenaventura, San Bernardino de Siena o a los Papas Sixto IV, Eugenio IV, León X y Clemente XIV.
Según De Micheli, la actual fachada de la basílica fue realizada entre 1853 y 1863 por el arquitecto Niccoló Matas, que se inspiró en las grandes catedrales góticas, como el duomo de Siena o de Orvieto.
Entre las obras de arte que sobresalen en la fachada están  las  tres medias lunas de los portales que recuerdan la leyenda de la Vera Cruz.
El interior de la basílica es aparentemente simple, pero al mismo tiempo monumental, con tres naves divididas en dos filas de grandes columnas de base octagonal.
La nave central marcó una etapa fundamental en el recorrido artístico y de ingeniería italiana, con paredes delgadas apoyadas en arcos que recuerdan las basílicas paleocristianas de Roma, en las que Arnolfo di Cambio trabajó por largos periodos.
El templo tiene varias capillas, como la Mayor, inspirada en la arquitectura gótica, decorada con frescos basados en las “Historias de la invención de la Vera Cruz” y con grandes vitrales con diseños de Agnolo Gaddi.
En cambio, son de Giotto, los frescos que decoran las capillas Peruzzi y Bardi, basados en las historias de San Juan Bautista, San Juan Evangelista y San Francisco de Asís y fueron realizados entre 1320 y 1325 por el maestro considerado el renovador del arte occidental.
Otras capillas de la parte derecha son la Giugni, la Riccardi, la Velluti, la Barioncelli y la Castellani, con pinturas y frescos de Giovanni de San Giovanni, Matteo Rosselli, Giovanni Bilivert, Domenico Pasignano, Taddeo Gaddi, Sebastiano Mainardi o Agnolo Gaddi.
En la parte izquierda se encuentran las capillas Mayor, la Spinelli, la Capponi, la Ricasoli, la Bardi di Vernio, la Nicolini y la Maquiavelli-Salviati, decoradas con estatuas, frescos y pinturas de artistas de la Edad Media y el Renacimiento.
Dentro de la basílica de Santa Croce se encuentra también la capilla de la familia Medici o del “Noviziato”, con un portón diseñado por el arquitecto Michelozzo y con una decoración simple y esencial.
Según De Micheli, el nuevo recorrido ofrecido a los turistas que visitan Florencia permitirá redescubrir uno de los símbolos de la ciudad cuna del Renacimiento.

Share