Ambicioso plan guatemalteco de educación

Guatemala- El presidente de Guatemala, Oscar Berger, formalizó el lanzamiento de su política nacional en materia de educación la cual establece ambiciosas metas de combate al analfabetismo y elevación de la enseñanza en general.

Al encabezar un acto especial en el Palacio Nacional de la Cultura, exsede del gobierno, el mandatario puntualizó que su gobierno asumió los asuntos relacionados con la educación como un tema prioritario y de interés nacional.

En su discurso pronunciado ante funcionarios, diplomáticos, maestros, padres de familia y dirigentes comunitarios, el gobernante se comprometió a impulsar en el Legislativo las reformas necesarias para fortalecer el sector.

Destacó que una de las metas del plan es abatir en forma “sustancial” el índice de analfabetismo -bajar del 29 al 22 por ciento- para lo cual se promoverá la modernización del sector y una mayor asignación presupuestaria.

Dijo que buscará el respaldo de la mayoría de los diputados con el propósito de lograr aumentos escalonados del presupuesto para la educación pública a fin de que se duplique la asignación en los próximos tres años.

Berger insistió en que abatir el analfabetismo es un desafío para los guatemaltecos pues el índice representa un flagelo el cual ubica a Guatemala en uno de los mayores índices en el continente.

En el rubro presupuestario, precisó que el año pasado se ubicó en poco más de 300 millones de quetzales (unos 400 millones de dólares) y que su gobierno logró un aumento del 25 por ciento para el actual ejercicio fiscal.

Adelantó que para el próximo ciclo escolar -de enero a octubre de 2006- el presupuesto para el Ministerio de Educación Pública se incrementará en 14 por ciento.

Según el compromiso del gobierno, el presupuesto se duplicaría en 2008 al ascender a más de 900 millones de dólares.

La ministra de Educación, María del Carmen Aceña, detalló en su intervención objetivos de la política educativa entre los que figuran aumentar de 44 a 75 por ciento la cobertura de niños en educación preescolar.

Además de ampliar la cobertura en primaria de 90 a 100 por ciento, se busca elevar la enseñanza secundaria de 30 a 40 por ciento y el diversificado (bachillerato) de 18 a 20 por ciento.

Share